.. Ambessa: 2014 ..

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Dos familias que necesitan una sonrisa

Familia Niguse

Os presentamos a la familia Niguse.. La madre Genet se ha quedado viuda...con sus hijos Samuel de 6 años, bereket de 7 años, Adane de  3 años .. Necesitan una sonrisa...necesitamos padrinos para ayudarles...


Familia Asebe

Os presentamos a la familia Asebe.. La Padre  Subare el mudo y  sus hijos Tamirat de 15 años, Emebet de 10 años, Tsega de  8 necesitan una sonrisa...necesitamos padrinos para ayudarles...

domingo, 16 de noviembre de 2014

Os presentamos a Consigue una Sonrisa

Hola a todos, os presento al nuevo miembro de la familia Ambessa. Se llama Sonrisa... y cada vez que consigamos un apadrinamiento aparecerá con el niño apadrinado... esperamos conseguir que sonrisa salga muchas veces...muchas gracias.. todos somos Ambessa


sábado, 15 de noviembre de 2014

Tarjetas Solidarias...

Ya tenemos con nosotros las tarjetas solidarias...¿Quieres hacer un donativo para ayudar a las familias apadrinadas en Ethiopia?..... entra en nuestro apartado de tarjetas solidarias. Iremos informando de las donaciones que conseguimos.

Entrar en tarjetas solidarias 





 Tarjetas diseñadas por Katha diseño gráfico... gracias por colaborar desinteresadamente en su creación.

https://www.facebook.com/Katha.Diseno.Grafico

http://www.kathadigra.com/



Familia Egigu

Os presento a la familia Egigu.. La madre Birhane se ha quedado viuda...con sus hijos  Mihiret de 10 años, bereket de 7 años, Andinet de  1 año y 6 meses.. La madre no tiene trabajo y necesitan una sonrisa...necesitamos padrinos para ayudarles...


viernes, 14 de noviembre de 2014

Las aparencias engañan.

Y de pronto , en medio de mitad de un campo rodeada de todos los niños de holeta me veo correr hacia nosotros a un señor muy alto, con la cara desencaja , con un palo de hierro en la mano y gritando hacia nosotros y con una apariencia poco afable.... yo inmóvil con ese señor gritando en mi rostro tan cerca , en un idioma que no entendía. .... con miedo , pero con tranquilidad le pregunte a hareg que, por que me gritaba ?
Ella le dijo una frase y su rostro cambio.... y seguidamente me dijo,  Olivia , solo esta desesperado , te esta pidiendo ayuda y te esta mostrando a su hijo,  estaba trabajando en el campo y se entero que unos (blancos) estaban ayudando a niños y el solo te pide ayuda.... yo le sonrei y me fui a darle un abrazo , y esos ojos que yo pensaba que eran de ira , solo eran de desesperacion.... y por eso siempre digo que las apariencias engañan y que hay que estar en el lugar del otro para saber lo que se siente.

Olivia Roman.


jueves, 13 de noviembre de 2014

El efecto boomerang

Todo en esta vida tiene un efecto boomerang , lo que das es lo que recibes , pero en este caso lo que llega es multiplicado por mil.
Cuando encontramos a estos pequeños ( los niños del barro) estaban son nada, y llenos de barro , por las inmensas lluvias , a pesar del estereotipo de que en Etiopía no llueve...





No puedo explicar con palabras lo que siento cuando ve van llegando las fotos y con ello los cambios que estan teniendo y sobre todo... sus caras .
El mejor regalo es sentir el alma pleno.. y asi lo siento cuando los veo...


Os quiero y como ya os dije ... seguire luchando como una leona lucha por sus cachorros. .. hasta el fin de mis dias !

Olivia Roman.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Zemita Apadrinada

Zemita

Hola soy Zemita, tengo 12  años y busco padrinos..  tengo 3 hermanos.... ¿Quereis ser mis padrinos?

jueves, 6 de noviembre de 2014

David de María, Felipe Conde y el Hombre Gancho apoya Ambessa

David de María apoya Ambessa y asu proyecto d casa Ankelba.




Felipe Conde y el hombre gancho también apoyando a proyecto ankelba y con etiopia en su corazon! Gracias! 


Un padrino afortunado...conoció a Bereket

Podría contaros cómo es Etiopía, hablar de sus colores, de su olor, de como te cala hasta los huesos. Pero hoy no estoy aquí para eso, no quiero contaros mi experiencia como voluntario con Ambessa, quiero contaros mi experiencia como padrino de Bereket. Un padrino un tanto afortunado por mi condición de padrino y voluntario sobre el terreno.


No hace tanto que es nuestro ahijado, apenas unos meses, un niño guapísimo, con una amplia sonrisa con forma de media luna, un cuerpo menudo de siete años vestido con ropas raídas cuando lo vimos por primera vez, con una cicatriz ya curada desde hacia tiempo bajo un desgarrón en su camiseta verde. Unos grandes ojos oscuros que nos miraban desde la inmensidad de fotos que recibimos cada poco tiempo y que esperamos como agua de mayo.


Cuando vi la oportunidad de viajar con Ambessa hasta Etiopía y tomé la decisión de hacerlo, mentiría si os dijese que conocer en persona a Bereket no era lo que esperaba con mas ilusión y anhelo. Vive con su joven mamá en una zona rural a dos horas y media de camino desde Addis Abeba, en Holeta, y no fue hasta pasados varios días viviendo en suelo etíope que viajamos hasta la aldea para visitar al equipo de fútbol y a las familias del programa de apadrinamiento de esta zona.
Estaba sentado dentro de una pequeña casa donde esperábamos la visita de las familias. Habíamos pasado toda la mañana haciendo la compra de los productos de primera necesidad que íbamos a repartirles, pasta, arroz, teff, aceite, jabón...
Apretaba en mi regazo una mochila que habíamos preparado para él antes de ni siquiera imaginar que sería yo el que se la entregaría; un coche teledirigido, con recambio de pilas, un juego, una lupa, un saltador, fotos, una carta.
Llegó el primer niño a la casa y me apresuré a enseñarle la mochila con la foto de Bereket y con gestos le pedí que lo buscara, estaba impaciente por verlo. Salió como un rayo y al poco fue él el que atravesó la puerta, con su amplia sonrisa, su cuerpo menudo de siete años, con su cicatriz escondida bajo ropa nueva y esos grandes ojos oscuros mirándome desde apenas unos centímetros. Me emocioné como no recordaba haberlo hecho nunca. Pasamos toda la tarde juntos, jugamos, lo subí a hombros, nos pintamos la cara, hicimos malabares, y me dio tantos besos y tantos abrazos que perdí la cuenta. Fue un día inolvidable que me hubiera gustado alargar mas y mas.  Pero todo tiene su fin como dice la canción y tuvimos que despedirnos. Nos abrazamos fuerte y desde la puerta vi como se iba alejando con su mochila a hombros, se volvió y mirándome a los ojos soltó todo en el suelo y corrió de nuevo a mi encuentro para darme un último beso.

Que sonrisa, que encanto de niño, que inocencia, que magia desprende. Definitivamente dar es lo mismo que recibir, pero lo que recibes se multiplica por mil.


Fernando.







Fikirte apadrinada!!!

Hola soy Fikirte, tengo 12 años y busco padrinos.. mi hermana Hanna ya tiene unos ¿Quereis ser mis padrinos?

 

martes, 4 de noviembre de 2014

Mubarek busca padrinos...Apadrinado

Mubarek busca padrinos! ! Quieres ayudarle? Solo tiene 4 años y nos necesita....
No es caridad si no justicia!
Todos somos AMBESSA... Gracias Luz Marina



Apadrinado Abenezer

Gracias rosa villaseca por apadrinarlo!
 
Os presentamos a Abenezer , tiene 8 años , esta solo con su mama , huerfano de padre . No tienen ningún tipo de ingreso. .. solo nuestra ayuda.
Ayudanos a ayudarlo.
Gracias a todos.
TODOS SOMOS AMBESSA



jueves, 30 de octubre de 2014

Mulu, la mamá que me partió el alma

Ya era mi último día antes de abandonar la tierra donde tengo parte de mi vida. Estaba cobijada en una pequeña chabolita donde vive una de nuestras familias, ocho metros cuadrados donde se desarrolla gran parte de la vida de unos padres con sus 3 hijos. Estaba sentada en un trozo de madera, parte del escaso mobiliario de su hogar, haciendo algunas carantoñas al más pequeño de los niños cuando levanté la vista y miré a Mulu, la mamá; ella me miró con ojos vidriosos y no pudiendo retener por más tiempo el llanto me abrazó tan fuerte que tuve que contener la respiración durante unos segundos. Pegó su boca a mi oído y me susurraba unas palabras que no podía llegar a entender, pero el suave aliento que percibía me mostraba un alma deshecha.

 
Con abrazos, besos y suaves palabras intenté tranquilizarla. Una de las voluntarias salió con sus tres hijos a la puerta y yo, con un profundo suspiro cogí fuerzas para enfrentarme a la dura realidad que se encuentra en cada rincón de Etiopía. Le pedía a Hareg que me tradujera lo que me decía esa mujer, esa madre.

- Llévatelos por favor.

Y ya no pude aguantar por más tiempo, las lágrimas surgían de mis ojos con vida propia.

- Llévatelos, mi marido y yo nos estamos muriendo de sida, no puedo darles un futuro a mis niños. -Su voz ahogada revelaba el dolor que sentía a decir estas palabras- Llévatelos por favor, son tus hijos, tú los quieres y los estás ayudando. Tú si puedes darles un futuro.

Y me derrumbé... Cogí su mano y llorábamos juntas.

- No llores Mulu, tienes que ser fuerte, no te vas a morir, no lo vamos a permitir.

Mulu continuó contándome su historia, abriéndose en canal para que pudiera conocer un poco de la vida que le ha tocado vivir.

- Me violaron cuando yo tenía catorce años y me quedé embarazada. Y me contagié de sida. Pero la vida me regaló a mi pequeña Zemita. Conocí después a mi marido que siempre me ha querido aun conociendo la verdad y se hizo cargo de Zemita a pesar de no tener su sangre. Después vinieron Mikyas e Izra. Ahora esta maldita enfermedad no nos va a dejar disfrutar de ellos, tengo miedo. Sentía una pena tan grande en el pecho que aun me duele, resurge un poco cada día cuando me acuerdo de ella ¿Qué se puede hacer ante una situación así? Nos hemos comprometido con esta familia dándole toda la ayuda que necesitan para que puedan estar juntos todo el tiempo posible. El médico les ha mandado que tomen leche de vaca para alargar sus vidas y nosotros religiosamente se la hacemos llegar.

Esos padres se la toman cada día como si fuera un trago de vida y les da la esperanza que necesitan sabiendo que están haciendo todo lo que está en su mano para no faltarles a sus hijos, para estirar la vida.
Y cuando llegue el momento, sus hijos no estarán desamparados y solos porque tendrán un hogar con nosotros en casa Ankelba. Le daremos lo más parecido a ese amor que sienten sus padres hacia ellos y no les faltará de nada.

Esta es una de las miles de historias que se viven a diario en Etiopía y que no se oyen porque no hay voz que las cuente.

Os quiero Zemita, Mikyas e Izra. Te quiero Mulu.











Olivia Román





miércoles, 29 de octubre de 2014

Apadrinada Dagmawit

Hola soy Dagmawit, tengo 10 años y busco padrinos..  mi hermana Hanna ya tiene unos ¿Quereis ser mis padrinos?

Apadrinado Yonas

Hola soy Yonas, tengo 3 años y 7 meses  años y busco padrinos..  mi hermano Anailem ya tiene unos... ¿Quereis ser mis padrinos?


Punto de vista de una voluntaria

Una historia vivida al revés..... (o a la inversa)

Gracias a Samson y Samuel por cambiar mi vida. Desde el día que os vi, solo puedo daros las gracias.
Gracias a AMBESSA, puedo decir que Ethiopia me ha devuelto la sonrisa.

El día 14 de Octubre, partí rumbo a Ethiopia con un único fin: ayudar. La historia se invirtió un 100% y ellos fueron los que me ayudaron a mi.
Esos niños, esas miradas, esas sonrisas, esas ilusiones....me hicieron crecer como persona.
Ellos me han enseñado que lo imposible siempre es posible.
Hoy, 29 de Octubre, no puedo quitarme de la cabeza esas miradas, esos gestos de cariño. Un cariño incondicional que daban sin esperar nada a cambio....

Hoy puedo decir que la llamada de África llego a mi.

Pilar Sánchez Rapún
 
GRACIAS AMBESSA